Más de 5,5 toneladas de alimentos para Malaui

test

Más de cinco toneladas y medio de comida, 5.522 kilos de alimentos no perecederos, es la cifra final que hemos recogido en Alcobendas y San Sebastián de los Reyes durante los dos días que ha durado la 5ª edición de nuestra campaña anual “Alimentos para Malaui”, cuyo objetivo es paliar la malnutrición en este país africano, que actualmente se enfrenta a una de las peores crisis alimentarias de su historia.

Era un fin de semana difícil y además había un partido importante el sábado, así que no esperábamos ni siquiera igualar los resultados de noviembre”, explica Ana Alcocer, gerente de FMLC. “Sin embargo los ciudadanos del norte de Madrid nos han sorprendido con su increíble respuesta y hemos logrado uno de los mejores resultados desde que pusimos en marcha este proyecto. Estamos muy felices y muy emocionados con la gran acogida que han dado a nuestra campaña”, afirma.

Pasta y legumbres, lo más donado

La campaña se desarrolló en el supermercado Makro de Alcobendas y en el centro comercial La Viña de San Sebastián de los Reyes, en donde el equipo de voluntarios de FMLC colocó puntos de recogida a la entrada de Mercadona y Lidl para informar a los clientes. La respuesta no se hizo esperar y en dos días se recogieron un total de 5.522 kilos de alimentos no perecederos, especialmente pasta (1.356 kg), legumbres (1.226 kg), arroz (773 kg), aceite (690 l) y conservas de carne y pescado (593 kg).

También hemos recogido una buena cantidad de cacao (250 kg) y leche en polvo (147 kg), muy importantes por el aporte nutricional que tienen para la población infantil”, afirma Ana Alcocer. Tras la campaña, todos los alimentos se enviarán a Sevilla, donde la asociación Llamarada de Fuego organizará su transporte, primero por mar y luego por carretera, hasta la misión de Benga, situada al este de Malaui.

Atención nutricional para niños y ancianos

El responsable de la misión, Manuel Hernández, ha manifestado su profundo agradecimiento a todas las personas que han colaborado en la campaña por su solidaridad y su apoyo.

Estos alimentos servirán para el mantenimiento de las tres guarderías que tenemos en la zona de Benga. Un total de 200 niños recibirán una dieta equilibrada durante los próximos seis meses y 40 bebés en situación muy vulnerable tendrán leche y papillas cada mes”, señala.

Hernández ha explicado que los alimentos recogidos “también servirán para poder ayudar a 90 ancianos que viven en unas condiciones muy precarias y reciben asistencia mensual a través de la parroquia”.

Ana Alcocer también ha querido mostrar su agradecimiento en nombre de FMLC: “Organizar una campaña de estas características supone un gran esfuerzo para nosotros, pero vale la pena cada vez que una persona se acerca a la mesa y te pregunta qué es lo que más necesitas, cuando los voluntarios se ofrecen para ayudarte un rato más al terminar su turno, o cuando los responsables de los supermercados te ofrecen espacio y ayuda para sacar adelante la campaña. Muchísimas gracias a todos”.