Testimonio de Gerald Ochieng, ex becario de FMLC

test

Gerald es un joven keniano que en 2008 pudo acceder a la universidad gracias a las becas para Agentes de Desarrollo de FMLC y que hoy en día se ha incorporado con éxito al mercado laboral. Ahora, tras finalizar sus estudios y su formación profesional en Turkana, ha querido compartir con nosotros su experiencia como becario de la fundación.

«Después de pasar tres años formándome y estudiando en la comunidad Misionera de San Pablo Apóstol (MCSPA, contraparte de FMLC en Kenia) he de decir que aprendí muchísimo, sobre todo del trato con personas muy diversas. Nunca en mi vida olvidaré a la gente ni las experiencias que viví mientras formé parte de esta comunidad. Ellos me convirtieron en la persona que soy ahora.

También agradezco profundamente a la Fundación Mario Losantos del Campo las oportunidades y el apoyó que me brindó en mis estudios, hasta que conseguí graduarme en Filosofía, Ética y Desarrollo. Los proyectos en los que estuve trabajando durante mi formación me proporcionaron oportunidades y experiencias muy valiosas para mi crecimiento personal y profesional. Hoy llevo conmigo todo el conocimiento que adquirí durante ese periodo y aplico esos valores en mi día a día, tanto en el ámbito personal, como en el laboral».

La vida después de FMLC

«Durante los últimos seis meses he estado trabajando como técnico de proyectos en una organización llamada Afya. Mi trabajo incluye la coordinación y supervisión de diferentes proyectos en las áreas de sanidad (VIH, Sida) y nutrición. Trabajo con escuelas, mujeres y grupos de jóvenes. Formamos al personal local en hábitos saludables y nutrición infantil. También trabajamos en la creación de un protocolo de concienciación pública sobre la adecuada recogida y gestión de residuos. Esta última área me gusta especialmente, ya que está muy relacionada con las actividades que desarrollaba en Turkana.

Desde que conocí a los miembros de la MCSPA, he pedido a Dios que me ayudase a mejorar y parecerme a ellos, para poder devolver a la sociedad algo de lo que he recibido, desarrollando proyectos y actividades que ayuden a los menos afortunados; acciones que cambien la vida de la gente corriente. Nunca me he dado por vencido en este deseo y por eso acabo de iniciar una Organización Comunitaria de Base llamada PLUS, que pondrá en marcha varios proyectos de desarrollo, conservación medioambiental, salud bucodental y sanidad.

La Fundación Mario Losantos del Campo me ayudó en mis estudios y la MCSPA modeló mi crecimiento y madurez día a día. Estoy profundamente agradecido a todos ellos. Pido a Dios que os recompense y os bendiga en todo lo que hagáis. Os llevaré siempre en mi corazón y nunca os olvidaré. Mil gracias».