El regalo de Álex para los niños de Bolivia

test

Este año, la pequeña Roxana, ganadora de nuestro V Festival de Teatro y Poesía en Bolivia, ha recibido como premio un obsequio muy especial, venido desde el otro lado del Atlántico. Ésta es su historia.

“Me llamo Álex y quiero regalarles mi tablet a los niños de Bolivia”. Con estas palabras se presentaba al equipo de FMLC un alumno del Liceo Europeo, el pasado mes de abril, durante la celebración del Día del Libro que cada año organiza este colegio madrileño.

En el transcurso de la ceremonia, el equipo de FMLC había proyectado un vídeo sobre nuestros proyectos de cooperación en Bolivia ante los estudiantes, acercándoles a la realidad de otros niños de su misma edad que, sin embargo, disponen de muchos menos recursos para subsistir y tienen muchas dificultades para acceder a la escuela y a una adecuada atención médica.

Un espontáneo gesto de generosidad

Uno de los espectadores, Álex Diéguez, se quedó muy impresionado al descubrir la grave situación que viven las comunidades más empobrecidas de Bolivia. Esa misma mañana, este alumno de 3º de la E.S.O. y amante de la escritura había ganado uno de los premios literarios convocados por el Liceo, cuyo regalo era una tableta electrónica igual a otra que tenía en su casa.

Ni corto ni perezoso, Álex se acercó a nosotros y se presentó. “Quiero regalarles una de mis dos tabletas electrónicas a los niños que atendéis en Bolivia, para que puedan aprender a usarla y les ayude en sus estudios”, afirmó. Fue un gesto espontáneo y generoso que emocionó tanto al equipo de FMLC, como al padre Edgar Mena, coordinador de nuestros proyectos de cooperación en Bolivia, a quien hicimos llegar el obsequio días más tarde.

Un premio que vale por dos

Álex nos regaló también un juego educativo que incorporamos al material didáctico del que disponen los alumnos del centro infantil FMLC en La Paz. Mientras, su tablet se ha convertido en el premio extraordinario del Festival de Teatro y Poesía que coordina cada año la Biblioteca Mario Losantos del Campo, y en el que participan alumnos de todas las escuelas del barrio marginal de El Tejar.

Este festival tiene como objetivo alentar el interés de los estudiantes por la literatura y la lectura, favoreciendo su participación en actividades extraescolares que les permitan completar la formación que reciben en la escuela mientras se divierten, al tiempo que les mantiene alejados de las calles, donde la delincuencia juvenil, el alcohol o la drogadicción están a la orden del día.

Así es como Roxana Antezana (en la imagen), la ganadora de este año, ha visto recompensado su esfuerzo y su talento con una tableta electrónica llegada desde la otra orilla del océano. En nombre de todo el equipo de FMLC: ¡Muchas gracias a Álex por hacer esto posible!