Impulso a la paz en Turkana

test

El padre Steven Ochieng, responsable de la misión de la MCSPA en Todonyang y coordinador de los proyectos que nuestra entidad mantiene en Kenia, ha presidido recientemente una ceremonia de reconciliación en el dispensario médico que FMLC mantiene en esta zona de Turkana.

Con este acto se ha querido simbolizar el fin de los conflictos que desde hace años enfrentan a las tribus locales: los Turkana y los Dassanech. A pesar de lo sorprendente que pueda resultar el relato de los hechos, hay que tener en cuenta que las cosas en África funcionan de manera diferente a Occidente y es necesario adaptarse a ellas para poder mejorarlas.

Enfrentamientos por los pastos

El pasado mes de octubre, varios pastores Dassanech invadieron el territorio Turkana y llevaron a su ganado a pastar en los alrededores del dispensario de FMLC, ya que la sequía y las inundaciones del río Omo habían causado estragos en sus propias zonas de pasto. Este gesto ofendió a los Turkana, que tendieron una emboscada a los pastores Dassanech en los alrededores del centro médico y dispararon contra ellos para expulsarles de sus tierras. Los Dassanech respondieron a esta agresión causando numerosos destrozos en el dispensario como acto de protesta.

Después de varias conversaciones con los misioneros, los Dassanech se dieron cuenta de lo injustificado de la acción, ya que el personal del centro nada tenía que ver con los enfrentamientos y de hecho proporciona atención médica semanal a las comunidades Dassanech que habitan en la zona.

Ceremonia de reconciliación

Como gesto de buena voluntad, los Dassanech se comprometieron con el equipo de la misión de Todonyang a realizar un acto de arrepentimiento por haber dañado el centro médico.De esta forma, se organizó una “ceremonia de purificación” en las instalaciones, a la que asistieron cinco ancianos influyentes de la aldea de Sies, en el territorio Dassanech.

Junto con el padre Steven Ochieng, rezaron varias oraciones y bendijeron el terreno del dispensario. Por último, se celebró una comida festiva en Sies para sellar la reconciliación, y los Dassenech se comprometieron a no destrozar ni dañar de nuevo las propiedades de la Misión. Desde FMLC enviamos todo nuestro apoyo a nuestros colaboradores de la MCSPA y esperamos que den fruto sus esfuerzos por pacificar la región de Turkana.