Carta de Cyprian, antiguo becario de FMLC

test

Dentro de nuestra área de Cooperación al Desarrollo, uno de nuestros principales proyectos es el de Formación de Agentes de Desarrollo. A través de él, apoyamos económicamente a estudiantes kenianos sin recursos para que puedan acceder a la universidad y formarse para contribuir al progreso de su país. Desde su puesta en marcha, casi una decena de jóvenes han conseguido su sueño de estudiar una carrera, y no hay nada que nos ilusione más que recibir noticias suyas. Esta vez quien nos escribe es Cyprian Omondi, que pudo estudiar Enfermería gracias a las becas de FMLC.

Queridos amigos:

Ha pasado mucho tiempo desde que os envié noticias mías y espero que me perdonéis. Me gustaría aprovechar esta oportunidad para compartir con vosotros cómo es mi vida y, sobre todo, agradeceros todo lo que me habéis dado. El continuo apoyo que he recibido gracias a vuestra colaboración con la Comunidad Misionera de San Pablo Apóstol (MCSPA) ha tenido un gran impacto en mí. Quería daros las gracias sobre todo por los estudios de Enfermería que pude completar en la India y por los estudios de Filosofía, pero también –y lo más importante para mí- por la formación humana que adquirí viviendo en el seno de la MCSPA.

Actualmente estoy trabajando con el Secretariado Católico de Kenia, dentro de la Comisión de Salud. Mi trabajo como instructor clínico en su Escuela de Formación Médica está ayudando a muchos estudiantes a adquirir las habilidades necesarias para ayudar a la población. Combino este trabajo con mi empleo como responsable del Departamento de Enfermería, cuya labor es formar a las enfermeras para servir a la comunidad en general.

Me gustaría seguir manteniendo una buena relación con vuestra fundación y apoyarla en todo lo que me sea posible. Me hace muy feliz el apoyo continuo que FMLC está dando a la MCSPA tanto en sus proyectos de Turkana como en Malaui. ¡Hacéis sonreír a tantos niños necesitados en ambos países! Espero que muchos jóvenes sigan beneficiándose de la formación académica y humana igual que yo. Muchas gracias por vuestro buen trabajo.

Que Dios os bendiga.

Madungu Cyprian Omondi