¡Ayúdanos a recoger alimentos para Malaui!

test

Hemos puesto en marcha en Alcobendas y San Sebastián de los Reyes la campaña «Alimentos para Malaui», cuyo objetivo es recoger alimentos no perecederos para mejorar la deficiente nutrición infantil en este país del sudeste africano, que atraviesa una grave crisis económica y donde la escasez de recursos está causando estragos entre la población infantil.

Los alimentos que se necesitan con más urgencia son leche en polvo, lentejas o garbanzos secos, así como aceite, pasta y conservas de carne o pescado, que los vecinos pueden entregar, hasta el 28 de junio de 2013, en nuestra sede de Alcobendas (Centro Empresarial Dolce Vita – Gran Manzana. Avenida España, 17. 2ª planta) de lunes a jueves, de 9 a 18.30 h.; y los viernes, de 9 a 14:00 h. Los alimentos donados se destinarán a los centros materno-infantiles que ha puesto en marcha en la zona de Benga (al este de Malaui) la Comunidad Misionera de San Pablo Apóstol (MCSPA), contraparte local de FMLC en África.

Combatir la crisis alimentaria

En estos centros, dirigidos a menores de entre 3 y 7 años, los pequeños reciben educación infantil y dos comidas diarias, lo que contribuye a mejorar notablemente su salud y su calidad de vida. Se calcula que en Malaui un 48% de los niños menores de 5 años presentan problemas de crecimiento, el 22% padece malnutrición grave y un 5% sufre grave deterioro de su salud a causa de la hambruna, según cifras de la FAO.

Actualmente, el 50% de la población del país vive en la miseria. La elevada densidad de población y la pobreza han contribuido en los últimos diez años a la degradación de la base de recursos naturales de Malaui, especialmente la tierra y el bosque. Esto se ha unido al impacto de la sequía en las cosechas y a la elevada inflación, que ha devaluado el valor de la moneda nacional, por lo que gran parte de la población no puede permitirse comprar productos básicos procedentes del exterior, como medicamentos o carne.

Nutrición sana para los niños

La agricultura de Malaui se basa principalmente en el cultivo del maíz y el cacahuete, alimentos muy pobres en vitaminas y nutrientes. Según Ana Alcocer, gerente de FMLC, “el objetivo de esta campaña es recabar alimentos sanos y no perecederos que contribuyan a mejorar la salud de la población infantil de Benga, añadiendo proteínas, calcio y hierro a su dieta”.

El principio básico en el que se apoya esta acción es que la malnutrición no está causada tanto por la falta de alimentos, sino por el hecho de que la comida de que se dispone no es variada y de calidad suficiente. Asimismo, la campaña busca sensibilizar a los ciudadanos del Norte de Madrid sobre la difícil situación que atraviesa Malaui.

¿NOS AYUDAS?